Científicas en cifras

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, próximo viernes 8 de marzo, hoy os traemos esta noticia con indicadores y estadísticas elaborados por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades en 2018 sobre la desigualdad de género en la formación y profesión científica, dando lugar a los denominados efectos del techo de cristal y efecto tijera.

Indicadores de contexto

Comenzamos estudiando un indicador muy importante: la tasa de población ocupada en actividades intensivas en conocimiento según sexo desde 2010 a 2017. Podemos apreciar que en todos estos años el porcentaje de mujeres es mayor que el de hombres tanto en España como en la UE.

A continuación podemos ver la distribución del personal investigador en España según sexo y área de conocimiento desde 2010 a 2016. Se puede observar que para humanidades, ciencias sociales, ciencias médicas y ciencias exactas y naturales el porcentaje de mujeres es siempre mayor que el de hombres, al contrario que en ciencias agrarias, ingeniería y tecnología, siendo tanto esta última rama de conocimiento junto con ciencias médicas las ramas en las que más diferentes son los porcentajes entre hombres y mujeres.

En los sectores intensivos en conocimiento, el porcentaje de mujeres es sólo ligeramente superior al de hombres, tanto en España como en la UE.

En la Administración Pública, el personal investigador según sexo y área científico-tecnológica de distribuye acorde al siguiente gráfico. Las diferencias con respecto a la distribución de personal investigador en Enseñanza Superior se acentúan, siendo la ausencia de mujeres extremadamente alta en ingeniería y tecnología y ciencias exactas y naturales y siendo su presencia muy alta en ciencias médicas.

La evolución del porcentaje de investigadoras en España en los diferentes sectores apenas ha cambiado desde 2008 (ocupando un 38%) hasta 2016 (donde se sitúan en un 39%). La menor tasa de mujeres investigadoras se encuentra en la empresa (ocupando tan sólo un 31% en 2016) y la mayor tasa en la Administración Pública, donde en  2016 había un 48% de mujeres investigadoras.

En el sector servicios desde 2010 hasta 2016 el porcentaje de mujeres investigadoras contratadas es mayor, pero no así en el sector de la industria, donde ocurre lo contrario.

Respecto al número de alumnas matriculadas en Estudios de Grado en universidades públicas  desde el curso 2012-2013 al 2016-2017, los porcentajes se han mantenido prácticamente invariantes. Las disciplinas con más presencia de mujeres son Ciencias Sociales y Jurídicas, Artes y Humanidades, Ciencias de la Salud y Ciencias, siendo Ingeniería y Arquitectura el campo más sesgado, donde sólo un 26% de las personas matriculadas fueron mujeres.

Universidades públicas y privadas españolas

El personal investigador se puede clasificar en 4 categorías:

  • Grado A: profesorado Catedratico de Universidad
  • Grado B: Profesorado Titular de Universidad, Catedrático de Escuela Universitaria, Contratado Doctor y Contratado Ramón y Cajal.
  • Grado C: Profesorado Ayudante Doctor, personal con contrato del Programa Juan de la Cierva (JdC), investigadoras/es visitantes y otro personal investigador postdoctoral.
  • Grado D: Profesorado Ayudante y Personal Investigador en Formacion (PIF) con contrato de convocatorias competitivas (FPI, FPU y otras predoctorales).

En la Universidad pública, el porcentaje de hombres y mujeres para cada uno de los grados anteriores según área científico-tecnológica se muestran a continuación:

El porcentaje de mujeres investigadoras de grado A es ligeramente superior al de hombres en Humanidades, Ciencias agrícolas, Ciencias sociales y Ciencias médicas y de la salud. Sin embargo, el porcentaje de hombres es muy superior, de nuevo, en Ingeniería y tecnología y Ciencias naturales.

Para el caso de los grados B, C y D,  las diferencias en los porcentajes de hombres y mujeres se acentúan mucho más que para el caso de grado A, viéndose que en algunas disciplinas el número de hombres investigadores es el doble que el de las mujeres (y viceversa).

La distribución de hombres y mujeres a lo largo de la carrera investigadora en universidades públicas en el curso 2016-2017 se muestra a continuación:

Se puede ver que la paridad se logró tan sólo en el número de alumnos de doctorado y en las tesis doctorales aprobadas. Las diferencias en los porcentajes de hombres y mujeres son algo más acentuadas en el número de alumnos de grado y máster y al final de la etapa investigadora (efecto tijera), especialmente en el grado A, donde no existe ningún tipo de paridad y el 79% de los puestos los ocupan hombres. Es aquí donde más visible se hace el denominado techo de cristal, que ocurre porque las mujeres no pueden avanzar en la carrera investigadora tan rápido como los hombres porque ellas son las que suelen pedir largas bajas laborales de maternidad para poder cuidar a sus hijos.

En las universidades privadas ocurre el mismo efecto que en las universidades públicas. En este caso, incluso se acentúan más las diferencias en la etapa de estudios de grado, máster y doctorado.

Respecto a la distribución de hombres y mujeres en los órganos de gobierno de las universidades públicas en 2016 y 2017, caben destacar las grandes diferencias en la distribución, consecuencia de nuevo del efecto techo de cristal. Nótese que tan sólo hay un 8% de rectoras frente a un 92% de rectores.

En las universidades privadas las diferencias en las estadísticas son mucho menos acentuadas que en el caso de las universidades públicas, pasando de haber un 8% de rectoras a haber un 27%.

Organismos Públicos de Investigación en España

En los Organismos Públicos de Investigación la distribución en grado A, B, C y D de hombres y mujeres no es muy diferente a la de las universidades, apareciendo de nuevo el denominado efecto tijera:

La distribución para los años de 2013 a 2016 en los grados A, B, C y D está bastante acentuada para todos los grados, a diferencia de lo que ocurría en el caso de las universidades, donde las diferencias de porcentajes eran menores en el caso del grado A. Cabe destacar que en el área de Ingeniería y Tecnología el porcentaje de mujeres es mayor que el de hombres todos los años para los grados A, B y D.



BIBLIOGRAFÍA:

Documento “Científicas en Cifras (2017)” elaborado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Documento PDF.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: