El extraño resultado del EmDrive, posiblemente resuelto

Hace unos años, sobre el año 2000, el ingeniero Roger Shawyer inventó el llamado EmDrive, una propuesta para posibles sistemas de propulsión que podrían utilizarse sobre todo en los viajes espaciales. Y en 2016 este propulsor volvió a ganar interés en el campo de la física espacial. El EmDrive (denominado también como propulsor de cavidad resonante) funcionaría mediante un magnetrón colocado en el interior de un cono truncado que produciría ondas microondas dirigidas hacía un resonador dieléctrico que empujaría el sistema en la dirección contraria. La peculiaridad de este sistema es que si funcionase como un propulsor el EmDrive estaría violando la ley de conservación del momento.

Estos resultados han traído de cabeza a la comunidad científica en los últimos años pero los recientes resultados presentados en Sevilla en la Conferencia de Propulsión Espacial (mayo de 2018) parecen haber resuelto el problema. Los investigadores de la Universidad Técnica de Dresde en Alemania dirigidos por Martin Tjamar han realizado un estudio del EmDrive en su laboratorio (y del propulsor Mach-Effect, del que no hablaremos aquí) y han obtenido un resultado similar al que se había obtenido con anterioridad. Sin embargo, han concluido que el causante del pequeño empuje no lo produce el aparato sino que se debe a la interacción del campo magnético terrestre con el cableado del mismo. Es decir, que todo el empuje resultante sería consecuencia del ruido de la señal producido por el campo magnético al interaccionar con unos cables magnéticos incorrectamente aislados a tal efecto.

Para comprobar lo anterior los investigadores han variado la orientación y magnitud del campo magnético para comprobar sus hipótesis y han obtenido resultados similares que los obtenidos con anterioridad en los laboratorios de Estados unidos.   Por tanto, si este resultado es correcto el EmDriver no sería útil en el espacio pues no existiría esta atracción electromagnética.

En el futuro, este grupo de investigadores se ha propuesto rehacer el propulsor teniendo en cuenta mejores aislamientos electromagnéticos con el recubrimiento necesario para neutralizar el ruido del campo terrestre. Además de esto, se proponen probar con diferentes configuraciones para el EmDriver y las medidas que se lleven a cabo para poder concluir de forma totalmente segura que el propulsor no funciona y centrar los estudios en otros posibles sistemas para los viajes espaciales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: