El presupuesto para I+D+i cae en 20 mil millones desde 2009

De lo presupuestado en 2016 para la investigación científica, el 61.7% no llegó a ejecutarse.

La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) publicó el 4 de Octubre su informe “Análisis de los recursos destinados a I+D+i contenidos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobados para el año 2017”. En este informe, dicha confederación realiza un análisis de la inversión pública destinada al desarrollo científico en los presupuestos del estado aprobados para 2017, realizando una comparativa con respecto al año anterior.

En dicho informe también se hace referencia a la evolución del gasto público destinado a I+D+i, analizado en sucesivos informes anuales, y donde destaca que el déficit acumulado desde el año 2009 por el sistema español supera los 20.000 millones de euros, a causa de los recortes presupuestarios realizados por el Gobierno a partir de ese año. La mitad de estos recortes han afectado a la financiación mediante becas y subvenciones, es decir, a recursos no financieros.

Además, COSCE recalca que, de lo presupuestado en 2016, ya inferior a la inversión pública destinada a investigación en 2009, el 61.7% no llegó a ejecutarse. Es decir, más de la mitad de la financiación no llegó a ninguna institución científica, permaneciendo en las arcas públicas. Sin embargo, cabe decir que la mayor parte de  los recursos no ejecutados corresponden a las partidas de créditos financieros, esto es, préstamos.  

Aún así, cerca de 230 millones de euros correspondientes al apartado de becas y subvenciones públicas no llegaron a atribuirse. Esto supone que el 18% del monto total destinado a ayudas públicas no financieras nunca llegó a ser destinado al propósito para el que iba a servir. Este hecho, según Nazario Martín, presidente de la COSCE, “es especialmente preocupante, dada la escasez de recursos disponibles”.

La COSCE recuerda que todas estas reducciones en los presupuestos se han hecho en detrimento del sistema de producción científica e innovación, y que ya no puede emplearse la crisis como excusa, puesto que se observa una recuperación económica en los últimos años que no se ha traducido en una mayor inversión en ciencia.

El informe señala, además, que la caída de los presupuestos para I+D+i ha sido superior a la caída de los presupuestos generales, lo que demuestra la nula prioridad que se otorga a la ciencia, destacando España por ser unos de los países de la OCDE donde más han caído los presupuestos destinados a la investigación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: