La física tiene nombre de mujer (I)

Este artículo es el primero de una nueva sección en la que publicaremos durante los próximos 4 domingos los pósters de 23 mujeres no sólo físicas, sino también matemáticas o ingenieras, que han contribuido enormemente a la física y que fueron expuestos durante el Primer Congreso Nacional de Estudiantes de Física en el edificio de física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca.

A lo largo de la historia muchas mujeres han gestado descubrimientos importantísimos en las llamadas áreas STEM (science, technology, engineering and mathematics), y raramente se les han reconocido por el simple hecho de ser mujeres. Prueba de ello es que como mencionamos en el artículo sobre el Premio Nobel de física 2018, sólo tres mujeres han obtenido este preciado galardón desde que se empezase a entregar en 1901. Un hecho similar ocurre con el Premio Nobel de química, con el que sólo han sido galardonadas 5 mujeres también desde 1901. Con esta sección queremos homenajear a todas las mujeres que han contribuido al desarrollo de la física y dar a conocer sus hazañas a la sociedad, recalcando así que la física tenía, tiene y tendrá nombre de mujer.

MARIE CURIE (1867-1934)

Nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia (Polonia). Era la quinta de cinco hermanos, su madre fue maestra, pianista y cantante, y su padre, profesor de física y matemáticas. Inició su formación científica de forma clandestina en la “universidad flotante” de Varsovia. En 1891 siguió a su hermana mayor a París, donde culminó la licenciatura de Física en 1893 y conoció a su futuro marido Pierre Curie en 1894.

Realizó su tesis doctoral sobre un fenómeno reportado por Henri Bequerel: unas sales de Uranio emitían unos rayos de naturaleza desconocida. Usando una técnica desarrollada por Pierre y Jacques Curie, descubrió que estos rayos ionizaban el aire a su paso y que la actividad de la muestra dependía de la cantidad de sustancia, planteando la hipótesis de que esta radiación provenía del propio átomo. En 1903, recibió junto a Henri Bequerel y Pierre Curie el premio Nobel de Física por el descubrimiento de la radiactividad, y en 1911 ganó en solitario el premio Nobel de Química por aislar por primera vez radio y polonio, convirtiéndose así en la primera persona de la historia en ganar dos premios Nobel en disciplinas distintas. Murió en 1934 de anemia aplástica, causada por la exposición prolongada a altas dosis de radiación sin medidas de protección.

MILEVA MARIC (1875-1948)

Nació el 19 de diciembre de 1875 en Titel (Serbia), en el seno de una acomodada familia. En 1896 ingresó en el Instituto Politécnico de Zúrich (Alemania), donde estudió matemáticas y física, y conoció a Einstein, quien comenzaba sus estudios también ese mismo año. Ambos iniciaron una relación sentimental y cuando se quedó embarazada en 1901, Mileva abandonó los estudios cuando sólo le faltaba el examen final de su doctorado, y tras su matrimonio con Einstein, subordinó sus aspiraciones científicas al matrimonio, a la maternidad y a “ayudar” a su marido con las investigaciones que culminaron en los archiconocidos artículos del annus mirabilis de 1905, sobre el efecto fotoeléctrico, el movimiento browniano y la teoría especial de la relatividad. A principios de ese año, Mileva escribió a su amiga Helene Kaufler: “Hace poco hemos terminado un trabajo muy importante que hará mundialmente famoso a mi marido”.

Según Evans Harris, “la teoría de la relatividad comenzó con la tesis que Mileva escribió y presentó a la supervisión del profesor Weber, cuando estudiaba en la Escuela Politécnica de Zúrich, cuya memoria se ha perdido”. El efecto fotoeléctrico tiene su origen en los trabajos de Mileva cuando estudiaba en Heilderberg con el profesor Lenard, al cual posteriormente le fue concedido el Premio Nobel de Física por su trabajo experimental sobre el efecto fotoeléctrico. Mileva también contribuyó a la teoría del movimiento browniando describiendo matemáticamente el movimiento desordenado de las moléculas.

MARIE-SOPHIE GERMAIN (1776-1831)

Nació el 1 de abril de 1776 en París (Francia) en el seno de una distinguida familia de la burguesía. A pesar de la oposición inicial de sus padres y las dificultades que se le presentaron por parte de la sociedad, adquirió sus conocimientos en matemáticas, física y filosofía gracias a libros de la biblioteca de su padre, incluyendo algunos escritos por Leonhard Euler, y a su correspondencia con otros matemáticos famosos como Lagrange, Legendre y Gauss. Dada la discriminación de las mujeres en su época, ella optó por emplear el pseudónimo de Antoine Auguste LeBlanc para hacerse pasar por un hombre y acudir así a lecciones de matemáticas.

Fue una de las pioneras de la teoría de elasticidad y gracias a ello ganó el premio de la Academia de las Ciencias de París. También hizo importantes contribuciones a la teoría de números; uno de sus trabajos más importantes fue el estudio de los que posteriormente fueron conocidos como números primos de Sophie Germain (números primos cuyo doble incrementado en una unidad es también un número primo). Su trabajo en El último Teorema de Fermat proporcionó a los futuros matemáticos una amplia base para abarcar la conjetura que tardó en resolverse más de 100 años después de su muerte. Por ser mujer, no pudo vivir de su carrera profesional como matemática, pero trabajó de manera independiente durante toda su vida. Antes de su muerte, Gauss había recomendado que se le otorgase un grado honorario, pero nunca ocurrió. El 27 de junio de 1831 murió de cáncer de mama. En 1931, la Academia de Ciencias estableció el Premio Sophie Germain en su honor.

CHIEN-SHIUNG WU (1912-1997)

Nació el 31 de mayo de 1912 en Shanghái (China). De 1930 a 1934, Wu estudió primero matemáticas y luego física en la Universidad Central Nacional (más tarde renombrada Universidad de Nankín). Hizo grandes progresos en su educación y en su investigación; su tesis tenía dos partes separadas:

  • La radiación de frenado y la radiación electromagnética producida por la desaceleración de una partícula cargada cuando es desviada por otra partícula cargada. Investigó este fenómeno usando una emisión beta del fósforo-32, un isótopo radioactivo fácilmente producido en el ciclotrón de su director de tesis Ernest Lawrence, galardonado con el premio Nobel de Física en 1939 por esta invención.
  • Producción de isótopos radioactivos de xenón en la fisión nuclear del uranio con los ciclotrones de 37 y 60 pulgadas.

Wu trabajó en el Proyecto Manhattan, donde contribuyó a desarrollar el proceso para separar el uranio metálico en isótopos de uranio-235 y uranio-238 mediante difusión gaseosa. Llevó a cabo el Experimento de Wu, que contradecía la ley hipotética de la conservación de la paridad. Por este descubrimiento, sus colegas Tsung-Dao Lee y Chen Ning Yang ganaron el Premio Nobel de Física de 1957, y Wu fue galardonada con el primer Premio Wolf en Física en 1978.

HIPATÍA DE ALEJANDRÍA (355 ó 370-415)

Fue una filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto, que destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía, y fue miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una vida ascética. Hija y discípula del astrónomo Teón, Hipatía es la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento razonablemente seguro y detallado. Escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios, instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste, e inventó un densímetro, por lo que está considerada como una pionera en la historia de las mujeres en la ciencia.

Hipatía fue asesinada a los 45 ó 60 años, linchada por una turba de cristianos. La motivación de los asesinos y su vinculación o no con la autoridad eclesiástica ha sido objeto de muchos debates. El asesinato se produjo en el marco de la hostilidad cristiana contra el declinante paganismo y las luchas políticas entre las distintas facciones de la Iglesia, el patriarcado alejandrino y el poder imperial, representado en Egipto por el prefecto Orestes, exalumno de la filósofa.

KATHERINE BLODGETT (1898-1979)

Nació el 10 de enero de 1898 en Nueva York (Estados Unidos). Desde temprana edad mostró talento para las matemáticas y la física, y ganó una beca para el Bryn Mawr College, donde obtuvo el título de bachelor en Física. Decidió dedicarse a la investigación científica y visitó la planta de General Electric de Schenectady, donde trabajó su padre antes de ser asesinado, y el investigador químico Irving Langmuir la dijo que tenía que ampliar su formación científica antes de ir a trabajar para él. Siguiendo su consejo, se matriculó en la Universidad de Chicago en 1918 donde obtuvo su título de máster a los 19 años.

Estudió la estructura química de las máscaras de gas, determinando que casi todos los gases venenosos pueden ser adsorbidos por moléculas de carbono, publicando  un documento sobre materiales para máscaras de gas en la revista Physical Review a la edad de 21 años. En 1924 fue aceptada en un doctorado de física en el laboratorio de Cavendish de Sir Ernest Rutherford, donde escribió su tesis sobre el comportamiento de los electrones en vapor de mercurio ionizado, convirtiéndose así en 1926 en la primera mujer en obtener un doctorado en física de la Universidad de Cambridge.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: